Historia del asbesto

El asbesto es una sustancia extremadamente versátil, resistente, económica y no inflamable que se ha utilizado en la construcción, los textiles y la construcción durante los últimos 2000 años.

El asbesto también es una sustancia fibrosa transportada por el aire altamente tóxica que causa una serie de cánceres incurables en las personas expuestas a él. El asbesto se encuentra en muchos hogares en todo el mundo y todavía se usa.

El asbesto se hizo popular en la industria de la construcción debido a sus propiedades naturales y asequibilidad: propiedades físicas deseables:[1]absorción de sonido, resistencia a la tracción de los medios, resistencia al fuego, calor, daño eléctrico y químico. Cuando se usa asbesto por su resistencia al fuego o al calor, las fibras a menudo se mezclan con cemento o se tejen en telas o esteras. Estas propiedades deseables llevaron al uso generalizado del asbesto como material, y su uso continuó creciendo durante la mayor parte del siglo XX hasta que los efectos cancerígenos (causantes de cáncer) del polvo de asbesto declinaron efectivamente como material de construcción e ignífugo principal en la mayoría de los países. .

Entonces, ¿cómo se propagó tan ampliamente el asbesto? ¿De dónde vino y cómo deshacerse del asbesto que está en más de la tercera parte de las casas en el mundo?

El asbesto es un mineral natural

El asbesto se elimina directamente del suelo. Es un mineral natural que se puede extraer de la superficie de la tierra, siendo Rusia el mayor proveedor de amianto. Hay seis tipos diferentes de asbesto, definidos principalmente por su color.

El asbesto se extrae de un tajo abierto y se parece mucho a la madera en su forma cruda. Después de que se separa de la tierra y otros materiales, el asbesto se procesa y se refina en fibras esponjosas. Luego, estas fibras se mezclan con un agente aglutinante muy parecido al cemento. Las láminas y tuberías de asbesto no son 100 por ciento asbesto, sino un producto que contiene asbesto.

Amianto en la antigüedad

El asbesto se ha extraído y utilizado durante más de 4000 años, pero no se descubrió a gran escala hasta el siglo XIX, cuando comenzó a utilizarse en viviendas. Los problemas de salud relacionados con la exposición al asbesto se pueden encontrar en registros que datan de la época romana.

La palabra asbesto proviene del griego antiguo, que significa «apagar» o «extinguir». Plinio (el más joven) se refiere a la ropa hecha de asbesto en sus primeros diarios. Él dice: ‘Es raro y magnífico y se vende por el mismo precio que las mejores perlas.’ Toma nota de las personas que limpian sus servilletas prendiéndoles fuego. También señala que hubo enfermedad en los mineros de asbesto, pero hay pocos detalles al respecto.

Toxicidad

Plinio el Joven escribió entre los años 61 y 114 d. C. que los esclavos que trabajaban con el mineral asbesto se enfermaron, no parece haber una referencia exacta. Sólo de boca en boca.

Durante mucho tiempo los efectos nocivos de las fibras de asbesto en las personas, no fue hasta 1924 que se diagnosticó el primer caso de asbestosis. El asbesto más tarde se llamaría mesotelioma porque el cáncer que causa el asbesto afecta las células mesoteliales.

El asbesto y la revolución industrial

El asbesto recuperó una demanda significativa cuando el mundo, particularmente Gran Bretaña, entró en la Revolución Industrial. A medida que la maquinaria impulsada por vapor se generalizó cada vez más, también lo hizo la necesidad de una forma eficiente y efectiva de controlar el calor necesario para crear y alimentar las máquinas en el centro del cambio de paradigma. El asbesto actuó como un aislante perfecto para productos de alta temperatura como tuberías de vapor, turbinas, hornos y calderas; todo eso ayudó a facilitar la Revolución Industrial.

El aumento de la demanda de asbesto condujo a la apertura de las primeras minas comerciales de asbesto en 1879 en la concesión canadiense de Quebec. Poco después se abrieron minas en Rusia, Australia y Sudáfrica. Para 1900, los médicos comenzaron a reportar enfermedades pulmonares y fibrosis pulmonar en pacientes que trabajaban en fábricas textiles de asbesto y minas de asbesto.

Los últimos estatutos

A pesar de los problemas de salud emergentes, el asbesto se volvió cada vez más importante en los Estados Unidos a medida que se implementaba la infraestructura ferroviaria. El asbesto es una solución importante para evitar la acumulación de calor y la fluctuación de temperatura en los trenes de vapor, y nuevamente cuando los trenes de vapor cambiaron a energía diesel. Para la Segunda Guerra Mundial, el asbesto se usaba en la industria naviera (como aislamiento para componentes de alta temperatura), la industria automotriz (como revestimientos de frenos y embragues) y la industria de la construcción (una amplia variedad de productos incluía aislamiento, revestimiento y cemento).

El asbesto y la revolución industrial

Durante la revolución industrial, el asbesto ganó popularidad debido a su excelente capacidad para controlar el calor. El asbesto actuó como un aislante perfecto para productos de alta temperatura como tuberías de vapor, turbinas, hornos y hornos; todo lo que ayudó a facilitar la Revolución Industrial y la industrialización de la producción y la manufactura.

El aumento de la demanda de asbesto condujo a la apertura de las primeras minas comerciales de asbesto en 1879 en la concesión canadiense de Quebec. No mucho después de que se abriera esta mina, se establecieron otras en Rusia, Australia y Sudáfrica. Para 1900, los médicos comenzaron a reportar enfermedades pulmonares y fibrosis pulmonar en pacientes que trabajaban en fábricas textiles de asbesto y minas de asbesto.

A pesar de los problemas de salud emergentes, el asbesto se volvió cada vez más importante en los Estados Unidos a medida que se implementaba la infraestructura ferroviaria. Ya sea que se haya subestimado u ocultado el peligro tóxico del asbesto, el asbesto desempeñó un papel muy importante en la producción y construcción de líneas ferroviarias en todo el mundo.

Para la Segunda Guerra Mundial, el asbesto se usaba en la industria naviera, la industria automotriz (como revestimientos de frenos y embragues) y la industria de la construcción (incluidos el aislamiento, el revestimiento y el cemento en una amplia variedad de productos).

Mesotelioma y asbesto

El mesotelioma es el cáncer que afecta a las células mesoteliales. Las células mesoteliales cubren casi todos los órganos de su cuerpo. Estas células forman una capa lubricante y protectora sobre los órganos llamada mesotalio. El mesotelioma es un cáncer de las células mesoteliales.

Casi todas las personas diagnosticadas con mesotelioma estuvieron expuestas al asbesto, ya sea en el lugar de trabajo, en el hogar o por fibras óseas en el aire.

James Hardie y el asbesto

James Hardie fue uno de los mayores fabricantes y distribuidores de asbesto en Australia. Aunque muchas empresas durante los últimos 50 años han estado pagando compensaciones a los empleados que han sufrido enfermedades y cánceres relacionados con el amianto. La historia del asbesto está estrechamente relacionada con sus víctimas, pero es demasiado grande para cubrirla en este artículo, lea más sobre James Hardie aquí y aquí.

Eliminación de amianto en viviendas

Quitar el asbesto de edificios y casas será un proceso largo y costoso. El asbesto sólo puede ser eliminado por un instalación de eliminación registrada. Estos sitios están registrados con el gobierno australiano y solo esas personas pueden hacer la eliminación. Es ilegal dejar asbesto en cualquier otro lugar de Australia.

Si bien es legal que usted mismo elimine el asbesto de su hogar, se recomienda que no realice este proceso usted mismo. El equipo de seguridad, el aparato de respiración y los métodos correctos de limpieza posteriores deben tenerse en cuenta al retirar el amianto.

Explorar más Artículos de Asociación

Aunque las cualidades tóxicas y cancerígenas del asbesto son ampliamente conocidas, algunos países del mundo todavía extraen grandes cantidades de asbesto para uso comercial. Podemos estar seguros de que no se usa más en Australia, pero no existe una prohibición uniforme de la sustancia en todo el mundo.


J. Oscar

Lector y escritor apasionado por la historia de la humanidad, la filosofía y la ciencia. Dedico múltiples horas de mi efímera existencia a analizar y comprender los hechos (relevantes o no) de nuestra historia colectiva.

Deja un comentario